Al Papa, como saben ustedes, lo elige el colegio cardenalicio reunido en cónclave

Al Papa, como saben ustedes, lo elige el colegio cardenalicio reunido en cónclave, y es anunciado con la famosa fumata blanca a todas las personas congregadas en la Plaza de San Pedro. Esto no fue siempre así, porque hasta la llegada del Papa Nicolás II en 1059, metía la mano todo el mundo en la elección, desde el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, hasta las familias romanas más influyentes, de las que normalmente salía el elegido. Este Papa fue el que dijo hasta aquí hemos llegado, y como entonces no estaba inventado el Festival de Eurovisión ni los votos por Internet, se redujo al voto de unos cuantos cardenales. Lo del cónclave, vino un par de siglos más tarde. Entonces no se encerraban para elegir Papa, sino que tenían muchas reuniones en las que entraban y salían hasta que se concretara el vencedor. Pero llegó un momento en que el papado estuvo vacante durante tres años porque los cardenales no terminaban las negociaciones, y claro el pueblo se hartó, y encerró a los cardenales con llave –con clave-  hasta que se decidieran. Les tapiaron la puerta, sólo les alimentaban con agua y pan, y no contentos con eso, les quitaron el tejado para que estudiaran los efectos de los residuos de las palomas en los trajes morados. Obviamente, se dieron prisa y en un fin de semana solucionaron el problema.

Esta semana hemos tenido la XXXVVVVVLLLLLIIII reunión del G-20 de este año, y seguimos sin tener fumata blanca. Claro, que me da que no tienen la misma prisa, porque han estado a base de caipiriñas y langosta. Y estar a la intemperie en una playa mejicana, pues como que tampoco parece muy desagradable; pero salir una propuesta, lo que se dice una propuesta, pues que no, que lo dejan para la siguiente cumbre. Hoy siguen en la ruta del bacalao, con el after hours de la cumbre del Eurogrupo, y la semana que viene fiesta rociera de la cumbre de líderes europeos. No deja de sorprenderme la reacción del mercado ante cualquiera de estas reuniones. De forma machacona, el mercado juega a que en la siguiente habrá solución, y luego claro, viene la decepción de la falta de conclusiones, con los alemanes, holandeses y finlandeses girando la cabeza de derecha a izquierda cono los Platters cantando Only You, y mientras el representante español, el feo de los Hermanos Calatrava, diciendo que este fin de semana ya toca comerse una rosca. Como ya les comenté la semana pasada, de lo que se trata es de ver quién es el primero que palma cuando venga el tsunami. En el caso de España, si el crédito se hace a través del FROB, el problema que tiene es que el garante final es el Estado español, lo que supone un aumento de la deuda del Estado y por parte de los intereses, del déficit. Lo ideal según Mr. Rajoy es que fuera directamente de Europa a los bancos sin hacer transbordo en Noviciado. El problema es que Europa da el dinero, pero con dos condiciones, la primera es que el deudor sea en última instancia el Estado español, y en segundo lugar, que en caso de que haya problemas, sean ellos los últimos en sufrir quitas. Esto nos lleva a la paradoja que pasó con los bonos griegos, que cuando se fija el volumen de las pérdidas perdonadas, y uno de los prestamistas (BCE) ,dice que él no entra en esa quita porque compró “obligado”, hace que el resto de los prestamistas tengan  un agujero a cubrir más grande. La paradoja era que cuanto más comprara el BCE, menos garantías tenían el resto de poseedores de bonos griegos, y por tanto subían las primas de riesgo. Esta situación es la que estamos viviendo en España, donde no existen los compradores extranjeros que ya vieron lo que les pasó a los tenedores de deuda griega, y no miran tanto el tipo de interés al que compran, sino la posibilidad de devolución del principal. El tipo de interés, pasado cierto nivel es irrelevante para el comprador. Una de las dificultades que afligen al mundo actual es que hay muchas personas dispuestas a meter la cuchara, pero pocas inclinadas a ayudar a hacer la sopa.

Si examinamos el caso griego, y según JP Morgan, de los 410 billones de euros de ayuda a Grecia, sólo 15 billones han ido a la economía, yendo el resto al pago de deuda a acreedores. En definitiva, llegamos al bucle de no crecimiento, más desempleo, mayores déficits y menores posibilidades de pago de la deuda. El bail out se está haciendo con los bancos y no con la economía. Deberíamos usar la experiencia del pasado como trampolín y no como sofá.

Vayamos al caso americano. ¿Cómo piensa la FED? Su política se está basando en mantener muy bajos los tipos de interés de la deuda gubernamental. Esto obligará, (seguimos pensando como si tuviéramos barba y poco pelo)  a los participantes del mercado a tomar más riesgos. Así el que le vende bonos a la FED, puede ir a comprar bonos de empresas, lo cual hará a su vez que disminuyan los tipos de interés a los que se financian las empresas, y por tanto aumentará su beneficio. O también, con el dinero que ha obtenido de la venta de ese bono de gobierno americano, el banco puede dar un préstamo (no se me amontonen, que hablamos de USA). El problema que está teniendo la política monetaria de la FED, es que choca con la psicología de las personas, y los jugadores del mercado se limitan a lo que en la jerga del trading llamamos front-running, deporte olímpico en el que suelen brillar los sobrinos de los presidentes de algunas empresas, y que consiste en comprar el productito antes de que lo compre la FED para obtener un beneficio. Con lo cual en vez de dar ese préstamo a esa PYME tan necesario, compro en mercado secundario el bono a 10 años que va a comprar después Bernanke. Y nos lleva a ese juego perverso que hemos visto en los últimos quince días de compro la bolsa porque está tan mal que la FED va a volver a actuar, pero como lo he subido antes 100 puntos, ahora ya no es tan justificado que lo haga. Se resume, cuantas más malas noticias salgan de la economía, mejor para los mercados, porque “obliga” a actuar a los másters del universo de los bancos centrales. Y eso a pesar de que veamos que sus políticas valen para poco. Y lo siguiente que harán (realmente lo han hecho siempre, pero si lo comentas es como si hablaras de cátaros y templarios) es comprar de forma abierta acciones de empresas americanas para que no pare la fiesta. Reafirmo mi opinión de que la Reserva Federal es una empresa privada que sirve a sus accionistas, que no tienen que coincidir con el ciudadano medio americano. Al final, más allá de competitividad de empresas, lo que está marcando que un país parezca que está mejor que otro es simplemente que tengan la máquina de fabricar billetes. España no tendría ningún problema de rescate si tuviera su deuda denominada en pesetas en lugar de en euros (también seguramente hubiéramos tenido durante la década pasada, menos capital prestado a tipos bajos y menor crecimiento, pero no hubiéramos tenido la burbuja ni el pinchazo,  y como diría Del Bosque, ahora estaríamos contentos por haber pasado a cuartos de final y no decepcionados por no haber metido dieciocho goles el otro día). Hoy, si uno no está confuso, es que no piensa con claridad.

En Europa, el problema que estamos teniendo es que la enorme cantidad de dinero que se ha inyectado desde diciembre, se encuentra embalsada en las propias cuentas de los bancos en el BCE. Hay alrededor de 700.000 millones de euros que se dejan todos los días al 0.25% sin utilizar. Deberíamos penalizar esos apilamientos porque si no, caemos en la trampa de que cuanto más bajos tengamos los tipos de interés, en vez de aprovecharlo para nuevas inversiones, lo miramos con el espejo deformado que no hace más delgados, y pensamos que no arreglar el activo de nuestro balance bancario no es muy oneroso.

Conclusión que la economía no va a mejorar, pero eso no quiere decir que los mercados empeoren (por lo menos los bursátiles).  Todo es tan negativo que hay que tener cuidado de que haya un mini rally (IBEX creemos que puede llegar a 7300) con el catalizador simple de cierre de posiciones cortas en valores.

El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie, el realista ajusta las velas. Esto no es de López, es de William Ward.

 

Buena semana

 

Julio López Díaz, 21 de junio de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: