Manuel Fraga

En los últimos años del franquismo, hubo diversos intentos por parte de gente del régimen de hacer un modelo de transición a la democracia. Uno de ellos fue el de Manuel Fraga, que había sido Ministro del Interior y que en ese momento era embajador en Londres. Pergeñó unos papeles en los que diseñaba un partido de centro y un sistema parlamentario basado en el sufragio universal. Cuando el papel le llegó a Franco, éste le preguntó a Don Manuel “¿para qué país están escritos estos papeles?”.

Después de la sorpresiva intervención europea en el caso chipriota, todo el mundo se sigue preguntando por los papeles que están circulando por Europa, para ver qué solución utilizar cuando se produzca el próximo patinazo. Ahora las alternativas más manejadas son dos: bail out o bail in, que podemos traducir en “o lo salvan los de fuera (contribuyentes) o lo salvan los que están metidos dentro (accionistas, acreedores y depositarios)”. La moda ahora en Bruselas es dar mayor peso a la segunda opción, de tal forma que no habría que hacer nuevos rescates, sino que la consecuencia principal sería “expropiar” a los clientes locales. ¿Qué consecuencias tendría para un ahorrador español? Aquí se nos presenta una duda y es si los depositantes son “pari passu” con los tenedores de bonos. Nosotros pensamos que no, que tendrían que ir después de la deuda junior y senior, pero dadas las patadas en el culo que le están dando a la señora de la balanza con la venda, no por ello deja de preocuparnos. Si fuera como decimos, no nos preocuparía mucho el tema de los depósitos, porque hay papel emitido de sobra para cubrir posibles deterioros en los activos bancarios. En el caso contrario, huiríamos de tener cualquier tipo de producto bancario. ¿Por qué andamos con la mosca detrás de la oreja? Por la historia de nuestros políticos gestores que eligen el camino más fácil y, en caso de incautación, lo más rápido y sencillo es meter mano a los depósitos (es la misma doctrina de meter mano a los que tienen nómina, no hay salida).

Alguno me achaca cierto pesimismo en mis cartas (eufemismo) y cierto cinismo. No andan desencaminados. He descubierto la definición que hacía de cínico Ambrose Bierce y me la apropio sin pagar derechos de autor (se pueden ahorrar el paseo los de la SGAE, que el autor el día de San Esteban de este año, cumplirá 100 años de fiesta con la Pálida).

Cínico: sinvergüenza cuya visión defectuosa le hace ver las cosas tal como son y no como deberían ser. De ahí la costumbre de los escitas de arrancarle los ojos al cínico para mejorarle la vista.

¡Ya me gustaría decirle a nuestros clientes que vamos a un mundo mejor y con rentabilidades sin riesgos! Lo que me sale es decir que estamos más bien en un momento de defensa, y ya que el mejor trader de España, el Sr. Bárcenas, ha desestimado nuestra oferta de trabajo, sólo nos queda hacer una oferta a Goicoechea, Camacho, Gregorio Benito o al gran Panadero Díaz. Y ese sentimiento no me lo quito de encima, a pesar de que el mercado americano, siguiendo el ejemplo de mi suegra, no para de quitarme la razón y sigue su marcha alcista empujada por la impresión indecorosa de dinero. Como dice Barceló, “cuando tu única herramienta es un martillo, todos los problemas parecen un clavo”. Después de abocar con las políticas de Greenspan a la depresión actual, se quedaron sin más armas que la impresión de dinero que emplean lo mismo para un roto que para un descosido. Han visto que no controlan la economía y ya sólo les preocupa el efecto riqueza de la subida nominal de los activos, hasta su prejubilación por lo menos. A darle patadas a la lata. Yo tiendo a ser muy pesado con algunos temas (mi mujer dixit) y una de las ideas en que insisto, es en esa planificación totalitaria de la economía que está haciendo, en teoría, la economía más libre del mundo, que es traer a valor presente flujos futuros. El presente no lo está salvando y el futuro lo está jodiendo. Nos quejamos aquí de los problemas de la seguridad social con los pensionistas, pero ¿qué va a suceder con todos los fondos de pensiones americanos de empresas y de funcionarios, que garantizan ahora mismo rentabilidades del 7% por contrato y que están totalmente infradotados? Con tipos de interés a 10 años en el 1.75% lo van a tener fastidiado. Dos salidas: una, ya lo pagarán los que vienen (esos del paro juvenil que ni siquiera han podido empezar a trabajar); dos, les empujan a realizar inversiones en Bolsa en un mercado con unas valoraciones totalmente artificiales por lo que todos sabemos. ¿Compraría usted un coche que le dicen que está barato viendo cómo los mecánicos del taller sujetan las puertas para que no se caigan? El movimiento brutal del oro nos ha dado una muestra de lo que puede pasar con los mercados. La complacencia en los mercados bursátiles, con sentimiento de invulnerabilidad, nos puede dar un susto grande en cuanto al tío de la FED que compra todos los días futuros del S&P en la última media hora del mercado le dé un apretón y no le dé tiempo a salir del baño.

El crecimiento desaforado de los últimos cuarenta años se ha debido al crédito. Y ese crédito creció cuando se vio lo fácil que era su creación, sin anclarse a un valor como el oro. Y la tercera pata de la ecuación se basaba en que nunca se repagaban estos créditos, sino que se renegociaban o renovaban. ¿Quién fue el jodido cabrón al que se le ocurrió abrir la lata de sardinas para ver qué había dentro? Ese es el verdadero culpable de este estropicio, con lo fácil que era seguir pasándolo con su lacito rosa, comprando inmobiliario porque nunca cae, y vendiendo terrenos donde no toman el sol ni los lagartos. Estamos en proceso de retorno a la media, después de habernos ido varias desviaciones típicas por arriba. Un proceso curioso, porque se nos presenta un dueto atípico. Tenemos una economía global y unas políticas nacionales (que algunos incluso las quieren empequeñecer más). Las economías de bienestar y redistribución de la riqueza que pudiera hacer un gobierno bienintencionado, chocan contra las ideas del capital internacional (libre establecimiento, no impuestos, cambio de leyes como estamos viendo en el caso de EuroVegas).  Hoy en día, si no está uno confuso, es que no piensa con claridad.

Los errores poseen su valor, aunque sólo en alguna ocasión. No todos los días se descubre América queriendo ir a la India.

Buena semana,

Julio López Díaz, 17 de abril de 2013

Anuncios

Un comentario

  1. Hola, veo entrada de la semana pasada no está en el blog pero mis compis que te siguen por correo si la tienen.

    Solamente avisar. Un saludo enhorabuena por tu trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: