Los Puccini de Lucca

Los Puccini de Lucca eran una dinastía musical de provincias. Cuando en 1858 nació el primer hijo de Michele y Albina Puccini, lo llamaron Giacomo Antonio Doménico Michele Secondo María en honor a sus antepasados. Tras la muerte de Michele, todas las esperanzas de la familia se centraron en Giacomo, que entonces tenía cinco años y no parecía estar a la altura de las circunstancias. Se matriculó en el Istituto Musicale Giovanni Pacini de Lucca, pero sus profesores lamentaban su gandulería y falta de respeto. Incluso llegó a robar tubos del órgano de la iglesia para venderlos al peso y comprarse cigarrillos. Como era el organista, ocultó su delito reescribiendo los himnos para no tener que utilizar los tubos que faltaban.

Los mercados muchas veces funcionan igual. Cuando una de las notas no les gusta, simplemente cambia de melodía y se acabó el problema. Cosas que en un momento dado no nos dejan quitar los ojos de la pantalla, poco más tarde dejan de tener la más mínima importancia. Una de estas notas abandonadas es el petróleo. Hace nueve años, por ejemplo, se decía que si su precio superaba los cuarenta dólares, era poco menos que el fin del mundo, y cualquier trade en el mercado era una consecuencia de un movimiento del petróleo. Tres años más tarde llegó a los 150 dólares, pero se interpretaba como un signo de la fortaleza de la economía y era recibido con alborozo en los mercados. Llevamos tres años que los movimientos al alza en las bolsas son por las bajadas de los tipos de interés, que hacía que estuvieran baratas las acciones, y ahora que empiezan a subir los tipos de interés, nos venden las acciones como un signo del crecimiento que está por llegar. Hay gente y argumentos pá to, que diría el torero.

Me causa mucha gracia, por ejemplo, la forma de interpretar los resultados de las empresas, con el mantra “mejor de lo esperado”. Ayer dio comienzo el periodo de presentación de resultados trimestrales, encabezado como siempre por la empresa de aluminio Alcoa. El mercado tuvo su característica subida al calor del titular, mejor de lo esperado. La empresa había dado unos resultados trimestrales de 0.07 centavos por acción, cuando el mal llamado consensus de mercado esperaba 0.06 centavos por acción. Aprovechando los encierros de San Fermín y como ya veníamos con carrerilla, pues hala, todos para arriba. Luego te pones a mirarlos, y piensas que tú ves otra cosa, pero que la realidad no nos joda un buen titular, que diría Hearst. Las pérdidas reales fueron de 0.11 euros por acción, pero lo que se publica es eso tan hermoso, que lo mismo sirve para un roto que para un descosido, que llamamos “beneficio ajustado”, y que viene a decir, imaginemos que el traje no tuviera esa mancha negra en la manga, ni un siete en la espalda, y los tomates en los calcetines fueran un método para luchar contra los rigores del verano, de lo más ingenioso. Es que hay unos costes por reestructuración de 244 millones de dólares que no se volverán a repetir, que es como decir que Belén Esteban o Nati Abascal no van a volver a pasar por el quirófano. Si ustedes tienen la curiosidad de mirar cómo han ido las previsiones sobre Alcoa en el último año (ejercicio de masoquismo equiparable a ver un partido de Mourinho) verán cómo hace justo un año se esperaba que ganara 0.30 dólares en este trimestre; en enero se bajó ya sólo a 0.17 dólares; hace un mes estaba en 0.10 dólares y, apenas la semana pasada, estaban todavía por encima de los 0.07 dólares. Los resultados en un año han caído en previsiones un 80%, pero están “mejor de lo previsto”, y además dicen que va a aumentar la demanda de aluminio un 7% para el año que viene. La otra fuente que manejo yo, con mayor porcentaje de acierto, la bruja Lola, dice que ve velas negras.

Las dos noticias que han liderado los movimientos en la última semana han sido las declaraciones de Draghi insistiendo en que hará todo lo necesario por su parte, incluyendo una nueva bajada de tipos de interés, y los datos de desempleo americano. El primero aupó a los mercados de renta variable y recuperó algo los de tipos de interés, a la vez que provocó una caída en el euro. El dato de desempleo americano llevó a los tipos a 10 años americanos a máximos del último año, pero las bolsas están por encima de los niveles previos a su publicación. Los datos tienen sus claroscuros: por un lado, un efecto positivo en cuanto a nivel absoluto de contratación, pero por otro un claro declive en la “calidad” de esos puestos de trabajo, pues ha habido una destrucción de los contratos a tiempo completo, y todos los trabajos creados son a tiempo parcial. Sólo el 47% de los adultos americanos tienen un trabajo a tiempo completo, el 25% de los trabajadores cobran menos de diez dólares la hora y el 53% gana menos de 30.000 dólares al año. Parece que ese modelo de trabajo viene para quedarse.

Finalmente dos cosas más. Por un lado, el primer dato sorprendentemente malo en mucho tiempo de exportaciones alemanas, con un superávit de balanza comercial de “sólo “13.000 millones de euros mensuales, cuando venimos de un saldo medio de 17.000 millones en el último año, y por otra parte la desaceleración que sigue teniendo la economía china, con un nivel de exportaciones que es el más bajo desde octubre del 2009.

Los mercados de acciones han rebotado hasta sus primeros niveles de resistencia, aprovechando un alto nivel de sobreventa. Por estos niveles, (2660 eurostoxx, 8000 ibex y 8070 dax) volveríamos a estar neutrales.

Veremos qué nos depara de emocionante la semana. Uno se da cuenta que ha llegado a los cuarenta cuando está sentado un sábado en casa, y cuando suena el teléfono, tienes la esperanza de que no sea para ti.

Buena semana

Julio López Díaz, 10 de julio de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: