Regreso al Futuro

Esta semana en un periódico, leí un artículo sobre los aciertos o errores que la película “Regreso al Futuro” de 1985, había tenido como visionario tecnológico. Lo que tal vez la gente no sepa es que en su segunda parte  de 1989, “Regreso al futuro II”, el enemigo del protagonista Marty McFly, Biff Tannen, lleva una copia del Gray´s Sport Almanac de resultados deportivos de vuelta al pasado para poder hacer apuestas ganadoras en eventos deportivos. Biff, escéptico, lee el libro y llega a un dato difícilmente posible: “Florida gana las series mundiales en 1997”. En tiempos de la película, ni siquiera había un equipo importante de beisbol en Florida. Pero en 1997, los Marlins de Florida lograron ganar las series mundiales.

Témome que los discursos del amigo Bernie, como le llama Jaime Albella, no presentan grandes sorpresas de lo que nos puede deparar el futuro. De hecho, salvo hace un mes, cuando se le olvidó tomar la medicación, puede hacerse una grabación bucle con cualquiera de ellas, pero el mercado sigue boquiabierto sus oráculos esperando una vez más, ver la zarza ardiendo anunciando otros cuarenta años de progreso con el maná del QE. Al final el resumen es “puedo hacer una cosa… y la contraria”. No puedo más que aplaudir la intervención sumamente inteligente de la FED durante 2009 y 2010, afrontando con gran valor la situación, bajando los tipos de interés primero a cero y luego con las compras de bonos del tesoro y bonos hipotecarios. Evitó los errores que tuvieron sus predecesores en la FED durante la Gran Depresión, al no bajar los tipos de interés y posteriormente subirlos para impedir que se fuera el dinero. Pero una vez salvada la pelota de partido de la liquidez, y de eliminar los riesgos de desbandada de los verracos inversores, no entiendo que siga manteniendo la misma política. O sí lo entiendo, porque está en un corner del que no puede salir. Y luego me parece increíble la fe que mantienen los inversores en las mismas personas que no supieron ver la crisis anterior, con sus derivadas en el mercado inmobiliario y en el tema apalancamiento. La tercera fuente de perplejidad es el consenso de que la deuda americana ya no es un problema. Al final, lo que se consigue es coger el camino fácil de comprar títulos en los mercados para llevarte un carry y no tener que dar créditos a actividades reales que lo único que traen son trabajo y problemas. Mejor es seguir dando el dinero a los gobiernos que son los que lo emplean bien, y no tienen que andar pendientes de llegar a fin de mes, pagar salarios, o andar buscando clientes por el mundo.

La FED es la vaca lechera de la canción para las finanzas del Tío Sam, pero es también un servicio bureau para los bancos privados, que en definitiva son sus propietarios. Les da ventajas injustas a esos bancos, garantizándoles préstamos a corto a interés cero  y que en caso de problemas pueden renovar hasta el infinito, y para completar  la ayuda les compra sus deudas malas. Lo que me da la impresión, dentro de esta paranoia mía de todos los días, es que la FED está alcanzando un poder omnímodo en el mundo y que tiene su propia agenda, en la que está expansionar e incrementar su propio poder. Quiere operar en un contexto seguro y predecible, y eliminar amenazas. Cada vez tiene más control sobre un gobierno que, como todos los del mundo, sabe gastar pero no cuadrar los números, y le han hecho adicto a su máquina de imprimir. Esto hace que los grandes bancos dominen el Congreso y el Gobierno americano. A fin de cuentas, a la FED le cuesta lo mismo imprimir un millón de dólares que un billón. ¡Será por ceros en el teclado! Tiene el poder del camello sobre el drogadicto; lo que no quiere es que se desenganche porque pierde el business. El principal objetivo de la FED es incrementar los beneficios de sus grandes accionistas, y si este objetivo es consistente con aumentar los beneficios de todas las empresas y de la prosperidad general, pues miel sobre hojuelas. Esto lo consigue con la alternancia de ciclos que hace que ese dinero cada vez esté en menos manos. El mensaje viene a ser “a nosotros nos tiene que ir bien para que a los demás os llegue algo”. Como muestra, el gráfico de beneficios de los bancos respecto al PIB:

 fin-profits-GDP2-13

Y mientras tanto, si miramos los problemas siguen sin arreglarse. Los bancos son cada vez más grandes y sistémicos, el ciclo de dependencia deuda gubernamental-bancos sigue sin romperse, sigue sin dividirse la banca de inversiones de la banca comercial, y los sofisticados parásitos que son los fondos de High Frequency Trading siguen abusando de la estructura e integridad del mercado. Y luego mis amigas las agencias de Rating americanas, que suben calificaciones justo antes de las bofetadas, y cuando estamos con el agua al cuello dicen que ven acercarse la lluvia, acrecentando el tsunami. ¿De verdad que no hay otro sitio donde colocar a los juniors enchufados?

Mientras, a nuestro perruno país no dejan de abordarle todas las pulgas del universo. La semana ha sido fina. El consumado trader que resulta que había sido el principal cliente de las papeleras españolas, la supuesta reforma energética enésima, que más se parece a una derrama de comunidad que una solución al déficit de tarifa, las devoluciones de los beneficios fiscales de las navieras, etc, etc, etc. La verdad es que un inversor en España es lo más parecido a un atleta de 3.000 metros obstáculos. Y luego los rifirrafes políticos precisamente no ayudan nada. Mientras los partidos políticos no laven los trapos de sus propias cañerías ellos mismos, en vez de rasgarse las vestiduras cuando salen los de los otros, no tendremos solución ni veremos una auténtica intención de acabar con la corrupción. Y por Dios que nadie se enarbole la bandera de España para decir que “sería mucho peor para el país si salen estas cosas a la luz”. Yo desde luego abogo por una catarsis antes que por una muerte lenta como la que estamos afrontando. Cuando se advierte que estamos en un país que para producir algo hay que pedir autorización a quienes no producen nada, cuando el dinero no va hacia quienes comercian con bienes sino que se reparte en función favores, cuando la forma más fácil de hacerse rico es el soborno y la influencia política y no el trabajo, y las leyes no protegen contra ellos, sino por el contrario son ellos los que están protegidos contra la ciudadanía, cuando se repara en que la corrupción es recompensada y la honradez es un autosacrificio, podemos decir sin ninguna duda que estamos condenados y que más valdría haber nacido austriaco.

El mercado ha alcanzando nuevos máximos en USA, al calor de los masajes terapéuticos de Bernanke, pero sin ver realmente un crecimiento por ningún lado. Se siguen bajando como todos los años las previsiones de crecimiento de todos los países, pero el mercado habla de “expansión de múltiples”, que es como decir a ver si viene alguien por detrás que se lleve lo que tengo en cartera. El mercado vuelve a estar sumamente complaciente, como en las películas de terror cuando alguien dice “qué silencio” y de repente comienza a sonar el ruido de una motosierra. Tiene pinta de seguir bastante lateral, pero precisamente por eso hay que estar atento.

Ya saben que el diablo inventó la Bolsa para castigar a los hombres que no creen que Dios haga algo de la nada.

Buena semana

Julio López Díaz, 18 de julio de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: