Diógenes

Encontraron al filósofo Diógenes un día frente a una estatua, con la mano extendida como si pidiera limosna. Le preguntaron en burla:

– ¿Pides limosna a una estatua?

– Sí.

– ¿Crees que te la dará?

– No. No le pido para que me la dé, sino para acostumbrarme a que no me den.

Pues el último fin de semana en Buenos Aires hemos tenido nuestra particular clase de filosofía griega. Por cuarta vez, los prebostes del olimpismo han vuelto a desdeñar la candidatura olímpica madrileña. Al día siguiente teníamos a pseudo expertos de olimpismo dando razones “clarísimas” de porque no nos la habían dado .Que si los casos de dopaje, que si exceso de austeridad, que si la corrupción, que el poco peso de España en la política internacional… Sin embargo, no he leído en ningún sitio la razón más evidente; que los miembros del COI son las mismas personas que votan en el Festival de Eurovisión… La repercusión en los mercados financieros de ganadores y perdedores no suele llegar más allá de 48 horas. Desde que Brasil consiguió sus juegos en el 2009, su bolsa ha caído un 8% y su moneda un 20%. Y visto como va el Ibex tampoco parece que preocupe mucho.

…Y mientras tanto, en los mercados financieros… hemos tenido una semana bastante aliviada. El miércoles pasado, mirando los gráficos de muchos valores, teníamos una situación bastante delicada, pero una vez más, como ya se hizo en Abril y en Junio, los índices bursátiles han resistido los soportes, y están emprendiendo un nuevo ataque a los máximos de agosto. Las situaciones anteriores de ataque a soportes, finalizaban con subidas rápidas de bolsa. Nos falta por dilucidar si nos vamos a llevar por delante esos máximos o si dibujaremos figuras de dobles máximos con implicaciones bajistas. En cualquier caso, pienso que ahora mismo debe evitarse vender el mercado, y sólo hacerlo en caso de pérdida de los mínimos de la semana pasada (1630 en S&P500 y 2720 en Eurostoxx). El mercado vuelve a estar en una fase de ignorar cualquier posible foco de riesgo. En la última semana, el catalizador riesgo on, riesgo off ha sido las noticias sobre Siria (el gran vencedor internacional ha sido sin duda Vladimir Putin) olvidándose de los tres temas claves para las dos próximas semanas: las elecciones alemanas, la reunión de la Reserva Federal que limitará seguramente las cantidades a comprar mensualmente de bonos, y la enésima discusión sobre el techo de deuda americano. La extensión de dicho techo puede tener como contrapartida la disminución del Obamacare sanitario. Lo malo para la sociedad general, puede ser bueno para los mercados. La pata alcista ha sido particularmente virulenta en los mercados emergentes, curiosamente cuando las noticias negativas en estos mercados han pasado a ser el centro de atención. Ya saben, cuando se concentran las apuestas bajistas en un producto y las alcistas en otro, tenemos el tiempo justo para hacer la operación contraria… De venir un movimiento alcista en Europa, yo creo que la gente mirará a los sectores que se han quedado atrás en los últimos meses, principalmente algunas utilities o empresas de telecomunicaciones; la tentación del mercado por romper máximos es demasiado grande. Los mercados actúan ahora como cuando estás enamorado, que pasas los dos días y medio más memorables de tu vida.

Hay mucha gente preguntando si realmente hemos hecho ya suelo en nuestros males económicos, y si ya desde aquí podemos salir. En mi opinión, tenemos muestras claras en algunas partes de la economía de que así puede ser, pero sigo dudando que esto signifique una vuelta al crecimiento de forma contundente.

Cosas a favor: la limpieza en el sector privado ha sido grande. Las empresas han reducido deuda y han ajustado sus plantillas laborales, y en muchos casos la mala situación nacional las ha hecho tener que buscarse las habichuelas fuera, y pienso que son empresas mucho más fuertes que hace cinco años. Los bancos han provisionado la casi totalidad de sus activos tóxicos y las dotaciones dejarán de penalizar sus cuentas de resultados. Cuentas de resultados que se verán favorecidas en su margen financiero por el diferencial deuda-ECB si se mantiene (como así parece) la política monetaria laxa.

Cosas en contra: el déficit del Estado se sigue yendo por encima de las previsiones y para sólo decrecer en 5.000 millones de euros de PIB este año, nos hemos tenido que endeudar en 60.000 millones de euros más. El famoso adelgazamiento del estado sigue siendo una asignatura pendiente. Sigo sin ver en qué sectores se puede crear empleo. Tradicionalmente, los dos sectores que contrataban (construcción y administraciones públicas) no parece que vuelvan a tener un período de vacas gordas. El factor demográfico seguirá lastrando las cuentas por muchos años en un país con natalidad por los suelos y con un progresivo envejecimiento de la población. Tenemos un verdadero riesgo territorial (lo voy a enfocar solamente desde el punto de vista económico). Las inversiones se concentran principalmente en Madrid y Cataluña, y el único motor en muchas otras comunidades era el sector público con modelos claramente ineficientes, pero que mitigaban la despoblación y el desempleo. ¡Habrá que echarle imaginación!

Otro tema muy en boca de los periódicos: el déficit por cuenta corriente. Las exportaciones españolas están marcando nuevos records mes tras mes (vamos a ser ventajistas y no vamos a diseccionar la calidad de esas exportaciones, porque quien se beneficia de las exportaciones de coches no son los Barreriros). Esto, unido al desplome de las importaciones, permite no incrementar el saldo del dinero que debemos al exterior. Si lo llevamos a nivel europeo, se ha pasado de un déficit conjunto de 100 billones (americanos) de euros, a 300 billones de superávit para finales de este año.  Esta mejora europea, en una suma cero, ha hecho que “alguien” sea el paganini de la austeridad, y estos han sido los países emergentes, que han visto cómo se deterioraban sus déficits y han creado dudas sobre la fortaleza de sus divisas y miedo de devaluaciones como las vividas en los últimos años noventa. Lo que hay que ver es cómo van a responder, porque como empiecen también con medidas de austeridad volvemos a ver a los enanos creciendo worldwide.

Veremos qué nos depara la semana y a ver a qué nos atenemos. Bismarck decía “nunca se miente tanto como antes de unas elecciones, durante la guerra y después de una cacería”.

Buena semana.

Julio López Díaz, 12 de septiembre de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: