Permanente y alta meseta

“Las acciones han alcanzado lo que parece una permanente y alta meseta”. Irving Fisher, Profesor de la Universidad de Yale, verano de 1929.

“Muchos de los nuevos productos financieros que han sido creados, siendo los derivados financieros los más destacados, aportan valor económico desagregando riesgos y distribuyéndolos de forma muy calibrada. Aunque estos instrumentos no pueden reducir los riesgos inherentes a los activos reales, los pueden redistribuir de forma que permitan una mayor inversión en otros activos reales, y por lo tanto, generar una mayor productividad y mejor nivel de vida”. Alan Greenspan, 6 de Marzo de 2000.

“Nunca hemos tenido una caída de precios de las casas de forma generalizada a nivel nacional. Por lo tanto, lo que creo es que los precios pueden desacelerarse, o quizá estabilizarse por un tiempo, frenando ligeramente el consumo. No creo que esto conduzca a la economía muy lejos de su senda del pleno empleo”. Ben Bernanke, Julio de 2005.

Como decía Bernard Shaw, la experiencia nos enseña que los hombres nunca aprenden nada de la experiencia. A unas horas de que el innombrable Voldemort, dé una nueva vuelta de tuerca y decida comprar en operaciones de mercado abierto todos los cromos de jugadores de beisbol de las ligas comprendidas entre 1950 y 1970, en el mercado bursátil: “en el día de hoy, cautivos y desarmados los últimos bajistas del mercado, han alcanzado las manadas toriles sus últimos objetivos. El libre mercado ha terminado”. El Generalísimo XXXXXX. Madrid, 30 de octubre de 2013.

Como ven, los “pollos” que perdieron hace poco tiempo sus plumas, han crecido y han olvidado en algún lugar recóndito de su memoria todos los sufrimientos pasados y después de haber jurado como Scarlett O´Hara lo de “prometo firmemente nunca más comprar acciones en momentos de euforia” se lanzan una vez más a degustar la ensalada de brotes verdes. La sensación de invulnerabilidad hace parecer al mercado un fumadero de opio de Shanghái. Y razón, desde luego, no parece faltarles; cada vez que el mercado cae un dos por ciento, hay un mensaje de apoyo de los bancos centrales. Y el mensaje ha calado tanto, que todo el mundo tiene más miedo a perderse una subida, que a perder su dinero. Ayer, sin ir más lejos, tuvimos otro de esos días de subidas moderadas pero constantes, con el volumen más bajo del año en Estados Unidos para un día no festivo. Nadie tiene el valor de ponerse delante. Mi opinión, yo aquí no compro bolsa ni aunque me garantice mi suegra que se va todo el año a Vigo. De todas formas, una cosa que hemos aprendido durante esta crisis (a la fuerza ahorcan) es que el actual entorno macro y de posicionamiento de bancos centrales requiere una mentalidad de inversión distinta. Hace unos años, cuando ejercía de trader en lo que era la caja de ahorros más antigua de España, la ira de lo que estoy viendo, me hubiera hecho cortar más cabezas que Brad Pitt en Seven y hubiese estado corto del Ibex desde hace un 10%. Ahora el yoga me ayuda a cultivar la paciencia y a decidir simplemente quedarme fuera de esta vorágine. Nuestra política de preservación de capital, nos hace alejarnos de situaciones que consideramos totalmente idas, y no tenemos la esclavitud de “perdernos un movimiento”. En las últimas presentaciones a las que he asistido, no he logrado percibir en otros inversores otras razones para estar invertido que no parecer el aburrido de la fiesta que no está bailando al ritmo de la Macarena. Aquí se trata de ir pasando la lata de sardinas sin abrir, y esperar que cuando la música pare la tenga el siguiente (eso en mercados se conoce como expansión de múltiplos, y consiste en que los resultados no van a subir, pero tengo la esperanza de que habrá otro que pague por encima).

Los márgenes de las empresas americanas están en máximos históricos respecto al PIB, incluso pudiendo retocarlo por el incremento del peso de los beneficios en el extranjero por vivir en una economía más globalizada. Estos márgenes se encuentran un 70% por encima de su media a largo plazo, y casi todo ha venido por un esfuerzo de contención de costes importante (con ese efecto perverso de más desempleo y menores ingresos para proveedores). Como dice Jeremy Grantham, los márgenes de beneficios son, probablemente, el elemento con más reversión a la media en finanzas, y si esto no ocurre es que algo va mal con el capitalismo. Si los beneficios altos no atraen competencia, hay algo erróneo con el sistema y éste no está funcionando de una manera apropiada.

Alejándonos de los mercados, hemos estado entretenidos con el tema de las escuchas telefónicas a los líderes europeos. Ahora mismo no eres nadie en la noche madrileña si no has sido espiado por los americanos. Un tema que ya hemos mencionado anteriormente, con el que los líderes europeos se rasgan las vestiduras y ensayan caras de indignación que me recuerdan los gestos de los nominados que pierden en los Oscar. La vigilancia a la que estamos sometidos es una cosa salvaje, y sobre todo permitida por nosotros mismos (si no estamos dispuestos a leernos los cuarenta folios de “he leído y acepto” cada vez que nos bajamos una nueva app en nuestros dispositivos móviles). Los gobiernos han conseguido convencer a la gente de que hay un enemigo detrás de cada arbusto, y rendir nuestras libertades es el único modo de combatirlo. Y mientras tanto, supongo que alguien se habrá beneficiado del  incremento del gasto militar americano desde los 358.000 millones de dólares del año 2000 a los 831.000 millones actuales. Y no digo que el conocimiento tan personal que tiene google de nosotros no ayude. A mí por ejemplo me ahorra mucho tiempo cuando busco la palabra juguete, y me lleva directamente a la tienda de esposas y trajes de látex más cercana a mi casa…

Buena semana,

Julio López Díaz, 30 de octubre de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: