Enrique VIII

Cuando murió su tercera mujer, Juana Seymour, Enrique VIII encargó un casting para elegir entre las princesas europeas a su cuarta mujer. Como no existía todavía Facebook, el monarca le encargó al pintor Hans Holbein que retratara a las postulantes. Al principio, la elegida iba a ser la bella Christina de Dinamarca, pero el hecho de que fuera católica cambió la primera decisión. Finalmente, el lord canciller Thomas Cromwell eligió a la alemana Ana de Cleves. Holbein, que la había retratado en el palacio de Duren, disimuló sus marcas de viruela y la revistió de tanto atractivo que el rey dio el visto bueno. Cuando compareció ante él, Enrique la comparó con un jamelgo flamenco y se avergonzó de ella. A pesar de los recelos del rey, se casaron el 6 de enero, aunque no se llegó a consumar la noche de matrimonio. El rey buscó una excusa para romper el matrimonio, y el lord canciller fue acusado de alta traición, lo que le ocasionó no tener donde ponerse de nuevo los sombreros.

Pues el sufrido inversor puede sentir la misma sensación que Enrique VIII, que le quieren llevar al tálamo aireando las beldades de las acciones (sobre todo las españolas) y cuando las tenga en su cartera no sean tan hermosas. Yo cada vez estoy más mosqueado, y creo que está comenzando en los mercados una fase de distribución importante. Titulares de prensa hablando del nuevo dorado español, todos los chicharros subiendo, el FMI subiendo previsiones (ha tenido dicho organismo de expertos una desviación en sus previsiones de crecimiento de más del 50% en los últimos cinco años) y los datos de insiders (directivos que venden acciones de sus propias compañías) en máximo de ventas de cuatro años.

No hace falta que les vuelva a dar mi opinión sobre las escasas posibilidades que le veo desde hace dos años a que las medidas implementadas para salir de la crisis funcionen. Sin embargo, en el tema de mercados financieros, mi opinión no ha sido tan negativa, y en ningún momento hemos recomendado ventas en el mercado porque nuestros sistemas técnicos no acompañaban a nuestra visión macro. Pues bien, viendo los gráficos actuales empiezan a dibujarse nubarrones y ahora sí que pienso que vamos a tener una caída cercana al 10% en los próximos dos meses. El Ibex ha alcanzado el máximo del canal alcista dibujado desde los bajos de julio de 2012 en los alrededores del 10.500,  y ha completado cinco ondas. El objetivo de la caída puede ser los 8.800 puntos. El exceso de optimismo puede ser el principal desencadenante de la caída y lo puede hacer aunque mejoren los datos económicos (o precisamente por eso). Sé que es difícil jugarlo y que nadie se atreve a jugar corto, pero mi opinión es que el que tenga plusvalías, que ejecute y pague a Montoro.

Ayer tuvimos un ejemplo claro de cómo funcionan los mercados y su alejamiento de la realidad. Publicó uno de los grandes valores americanos, IBM.  Los datos de ventas han sido bastante malos, con caídas de ventas importantes, sobre todo en el mercado asiático. Pero si escudriñan un poco en lo comunicado, asoman las mejores historias de Allan Poe. El Capex es de 3.800 millones de dólares (en 2012 hicieron 4.300). Invierten cada vez menos en su propio negocio, pero eso sí, se gastan 13.900 millones de dólares en recompra de acciones (1.900 millones más que el año anterior) y para pagar eso se endeudan en 6.400 millones de dólares. ¡Cojonudo! Ya sabemos dónde va el dinero impreso por los bancos centrales. ¡Lo importante es el precio de las acciones (efecto riqueza Bernanke dixit), sobre todo para los directivos que las marcan! Además su tipo impositivo ha sido del 15% (un 11% en el último trimestre). Es el mismo tipo impositivo de un currito español que gana 18.000 euros al año.

A la vez, se ha publicado el informe de Intermón-Oxfam con un título que deja poco lugar para la imaginación “GOBERNAR PARA LAS ÉLITES. Secuestro democrático y desigualdad económica”. Es un tema que hemos tratado innumerables veces en nuestras epístolas y que no deja de agrandarse. La acumulación de riqueza en pocas manos nos va a llevar al colapso económico. No estoy hablando en términos de justicia social, que ahí cada uno tiene su pensamiento y conciencia, que cada cual vea, sino de lo que supone en términos de crecimiento económico. No sé si será justo o no que Bill Gates tenga una fortuna de 70.000 millones, lo que sí tengo claro es que no se compra 1.000 coches, ni cena cuatro veces, ni hace 400 viajes con Halcón Viajes al Caribe con la pulserita todo incluido. No tiene capacidad de consumir más (incluso se va a ahorrar el papel pintado del comedor con las acciones que tiene de FCC). Su propensión marginal al consumo es nula. El gran crecimiento de la segunda parte del siglo XX se sostuvo en la explosión de una clase media que podía comenzar a consumir y tenía expectativas de incrementos salariales sostenibles y un acceso al mercado laboral razonable. La situación actual es de empleo limitado, disminución de renta disponible general y, además, acompañada de la existencia de unos Estados híper endeudados, que en muchos casos se han transformado en entes que viven para alimentarse a sí mismos, lejos de las demandas de la Sociedad. Volviendo al informe y por fijar algunos puntos: “la desigualdad está afectando a la estabilidad social en el seno de los países y supone una amenaza para la seguridad en el ámbito mundial. Un cierto grado de desigualdad económica es fundamental para estimular el progreso y el crecimiento, y así recompensar a las personas con talento, que se han esforzado por desarrollar sus habilidades y que tienen la ambición necesaria para innovar y asumir riesgos empresariales. Sin embargo, la extrema concentración de riqueza que vivimos en la actualidad amenaza con impedir que millones de personas puedan materializar los frutos de su talento y esfuerzo”. Se acompañan unas palabras de Louis Brandeis, que fue miembro del Tribunal Supremo de los Estados Unidos “podemos tener democracia o podemos tener la riqueza concentrada en pocas manos, pero no podemos tener ambas”.

Otro dato del informe. El patrimonio conjunto de las diez personas más ricas de Europa supera el coste total de las medidas de estímulo aplicadas en la UE entre 2008 y 2010 (217.000 millones frente a 200.000 millones de euros).  Si quieren leer el informe les adjunto el link. En algunas cosas puede que no se esté de acuerdo, pero creo que es bueno leerlo.

http://www.oxfam.org/sites/www.oxfam.org/files/bp-working-for-few-political-capture-economic-inequality-200114-es.pdf

En fin como decía Groucho Marx, “si Dios existe, espero que tenga una buena excusa”.

Buena semana

Julio López Díaz, 23 de enero de 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: