Grun

¡Quién podría ser un mejor ejemplo que el “rico Grun” de cómo hacerse millonario sin necesidad de estudios! Siendo pobre, respondió a un anuncio en el que se ofrecía un puesto de sacristán en un templo de Viena. En aquellos días, un sacristán tenía que saber leer y escribir, y como Grun era analfabeto, no le dieron el puesto. Desconsolado, utilizó el poco dinero que le quedaba para embarcarse a América. En Chicago empezó a hacer buenos negocios, creando una empresa que no paró de crecer. Un grupo de empresas le compró su negocio y a la hora de firmar, saltó la sorpresa de que no sabía firmar. ¡Dios mío! – dijo el abogado del comprador, ¡Dónde habría llegado usted de saber leer y escribir! Pues sería sacristán en Viena, respondió tranquilamente Grun.

Como ven, los caminos del éxito y de la fama son muy caprichosos, y lo que parece más evidente no suele ser siempre lo más directo. En Bolsa, por ejemplo, lo mejor para que suban las cotizaciones es que el panorama sea lo más lóbrego posible. Cada dato malo de la economía que se publica, es el bálsamo de fierabrás, porque todo acabará en una intervención de los Bancos Centrales dándole a la manivela; y por el contrario, datos de crecimiento son adelanto de negros nubarrones, porque los grifos se cierran. Y con esta dinámica se manejan los mercados. La semana pasada, el BCE hizo otra faena de aliño como las de Rafael de Paula, sin acercarse mucho al toro, pero prometiendo futuras tardes de gloria “si fuera necesario”, y ya saben que no hay nada más hermoso que el color verde de la esperanza. Pero por otra parte, es grave confundir la esperanza con la anestesia. Después del mayor esfuerzo de inyectar liquidez al mercado de la historia de la humanidad, el PIB de Japón va a crecer este año alrededor del 0.5% (por debajo de España) y a pesar de ello, la única medida que se ve en el horizonte es doblar el esfuerzo con la misma herramienta. Así les va. Y ahora con el coste de la energía mucho más alto y con una balanza comercial cada vez más negativa, a pesar de todos los esfuerzos posibles para depreciar el yen. Y mientras tanto, los ciudadanos con cada vez menor poder adquisitivo. Gran triunfo. Veremos qué pasa, pero muchas de las posiciones apalancadas inversoras del mundo están financiadas en yenes. Como le dé por apreciarse, vamos a ver carreras de ventas de activos. Dejar a los políticos la llave de la máquina del dinero es sumamente peligroso, porque se apoyan en esa máquina para no hacer su trabajo. De todas formas, viendo el calendario que tenemos por delante, con elecciones europeas en mayo, no creo que se pueda hacer nada antes de Julio y el mercado puede ponerse algo nervioso.

Mientras, en Europa, seguimos con la misma cantinela de los últimos meses. Cuando empezó el año, se vaticinaba por parte de los analistas que el crecimiento anual del beneficio de las empresas europeas se encontraría en el entorno del 16% para finales de año. Pues bien, apenas han pasado tres meses, y cuando todavía no conocemos los resultados del primer trimestre, las expectativas ya se han bajado a crecimientos de apenas el 11%. En esta curva ya nos hemos matado. Una vez más, las sobreestimaciones de beneficios campan a sus anchas, pero la verdad es que la decepción de las cifras luego no castiga a las cotizaciones.

Otro tema de debate esta semana es la posibilidad de instaurar la tasa Tobin a las transacciones financieras en once países europeos. ¡Pero en manos de qué lerdos estamos! ¿Cómo se puede fijar una tasa en algunos países y en otros no? Ni Gran Bretaña, ni Holanda, ni Irlanda ni Luxemburgo la van a aplicar. Todavía se están frotando los ojos y dibujándose en ellos el signo del dólar, ante tamaña torpeza de los once países que lo aprueban. Hacen números y piensan en las burradas de dinero que van a recaudar, pero dicha cifra no se acerca ni a la mitad de su ignorancia. La presidenta de la CNMV, en una entrevista la semana pasada, todavía no sabía que había países que no lo iban a aplicar. Hace cuatro años, el Gobierno Vasco intentó poner un impuesto mayor sobre las SICAVs y logró recaudar… cero, porque se fueron todas. Nosotros, desde luego, de aprobarse la tasa, cogeríamos los bártulos y nos iríamos a Luxemburgo, Irlanda o Reino Unido. Dicen que es un impuesto para que las entidades financieras devuelvan el dinero que se les ha dado en los rescates, pero mienten como bellacos, y quienes lo pagarán serán los inversores. En los números que hemos hecho nosotros por nuestra actividad, supondría alrededor de un 2% menos de rentabilidad. Además, los muy ladrones excluyen de su aplicación a la deuda de los estados (que no tengan problemas ellos a fin de mes y que a los demás les den por donde amargan los pepinos) y por otra parte, dejan fuera a las actividades de market making, por donde se van a colar todos los bancos para eludir el impuesto. Total, que lo pagarán los de siempre. Cada vez se perpetúa más el sistema de captura de rentas por parte de unos cuantos burócratas, que sin crear riqueza nueva, permite distraer rentas de la mayoría de la población en beneficio propio. Como en tiempos de Felipe II con las ardillas, hoy se podría cruzar España de lado a lado dando guantazos a políticos sin perder las ganas. Ya Churchill decía que “una nación que intenta prosperar a base de impuestos, es como un hombre con los pies en un cubo, tratando de levantarse tirando del asa”. Suecia ya ha tenido que dar marcha atrás en su intento. Lo único que conseguirá es trasladar el trabajo hacia los países que no lo cobren, que las empresas hagan que sus acciones coticen en aquellos países con menos trabas a los inversores, y que la liquidez de los mercados se venga abajo. Soldado: “Mi general ¿no se da cuenta que estamos disparando a nuestros hombres? General Groucho: “Tome un dólar y guarde el secreto”.

Así va el mundo, viendo el otro día a Russell Crowe en el cine, hay veces en que deseo sinceramente que Noé y su comitiva hubieran perdido el barco.

Buena semana,

Julio López Díaz, 09 de abril de 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: