Eisenhower

Eisenhower, presidente de los Estados Unidos entre 1953 y 1961, fue uno de los dirigentes más carismáticos por sus éxitos en la IIGM. Antes de las elecciones, una espontánea le sorprendió con la siguiente frase: “Gobernador, toda persona con capacidad de raciocinio votará por usted”. El futuro Presidente le replicó: “Señora, eso no basta. Necesito conseguir la mayoría”.

Semana con todos los ojos puestos en los conflictos internacionales. Yo, la verdad es que no entiendo nada. Había un dicho que decía que la primera víctima de cualquier guerra es siempre la verdad. Y en el caso del conflicto ruso-ucraniano, la posibilidad de aferrarse a una única verdad demuestra, cuando menos, ingenuidad. Sobre todo cuando se emplean vocablos que parecen absolutos, pero que se deforman constantemente, como libertad, democracia, justicia, etc. Lo único que me asombra es como trabajan las larvas de la memoria, que, parecen totalmente desaparecidas, pero salen escarbando de debajo la tierra de forma repetitiva, después de un largo letargo y despliegan su faceta más sanguinaria de sentimientos atávicos.

Yo no sé quién tiene razón en el conflicto, posiblemente los dos o ninguno. Pero no deja de sorprenderme el apoyo occidental al nuevo gobierno ucraniano y su enfrentamiento con la “tiranía” rusa. Y me extraña todavía más el apoyo a Estados Unidos en el tema de sanciones, cuando es Europa la que se lleva todas las patadas en el trasero. Rusia es el principal socio comercial europeo. En el año 2013 Rusia exportó 206.000 millones de euros a países de la Unión Europea, de los cuales 166.000 millones corresponden a la partida de energía. Como contrapartida, compraron 120.000 millones de euros en bienes. En el caso de Estados Unidos, las importaciones procedentes de Rusia suponen 20.000 millones de euros, mientras que las exportaciones son de apenas 8.400 millones de dólares. Básicamente, se la “toca” a Estados Unidos el tema de los juegos de sanciones, mientras que Europa se está dando un tiro en el pie. Y todo en un momento en el que Estados Unidos ha alcanzado independencia energética, y se ha convertido en exportador neto de petróleo. Retorcido que es uno. De momento Rusia se ha apresurado a firmar un acuerdo con China para venderle energía y pagadero en moneda distinta del dólar.

 Segundo punto de atención. El referéndum de Escocia. Un día antes de la votación, mi apuesta es que va a salir el NO. Y las consecuencias de lo contrario son realmente complicadas de prever. Lo sorprendente es la pregunta del susodicho referéndum. ¿Debería ser Escocia un país independiente? Si o No. Y yo, como buen veraneante gallego, me pregunto ¿Y no hay un depende? Yo entendería la preguntita de marras si viniera acompañado con un memorándum (no hace falta que sea su elaboradora la jueza Alaya), en el que se detallaran los pasos que deberían darse a continuación, lo que representaría para mis ahorros o para mi pensión, en qué moneda los tendría, o cuál es el coste de tener un nuevo estado. Pero eso ya se verá…         ¡Alucinante! Como Belauste ante Suecia ¡A mí el pelotón, Sabino, que los arrollo! El uso torticero que hacen algunos del tema sentimental, llevándolo a su terreno, me produce una profunda tristeza. La respuesta que han dado esta semana los bancos escoceses, anunciando que trasladarían su sede a Inglaterra en caso de una victoria del SI, yo creo que va a abrir los ojos a más de uno y va a decantar el voto hacia la permanencia en el Reino Unido.

Mientras tanto, en los mercados… Nos encontramos en una situación muy curiosa. Los índices europeos se encuentran en el mismo nivel que estaban antes de la conferencia de Draghi de Junio, y al mismo nivel que se encontraban antes de la última conferencia de Septiembre. Los bonos de gobiernos europeos a diez años, unos veinte puntos básicos por encima y el euro dólar, ligeramente más bajo. Poco movimiento. Se está consiguiendo eso que llevaban buscando tanto tiempo los gobiernos, que los mercados no den sustos y que permanezcan en un estado de hibernación, que no molesten… El mejor ejemplo lo tenemos en el mercado de bonos japoneses donde muchos días no llegan a cruzarse operaciones en los plazos superiores a ocho años. Hemos logrado echar del mercado a mucha gente, los niveles de posiciones cortas en la bolsa americana son los más bajos desde hace cuarenta y cinco años. Ya saben, hemos llegado al Nirvana bursátil del que no bajaremos nunca, porque si hay una ligera caída, los brazos poderosos de Yellen o Draghi nos salvarán. Cuanto peor, mejor. Si empezamos a tener problemas en la creación de empleo, mejor para los bonistas y accionistas y para los sindicatos, que vuelven a tener voz. Si por cualquier extraña razón esto cayera, desde luego no va a haber muchos cortos que se cierren y lo sostengan. Yo sigo viendo imposible justificar las valoraciones actuales, por lo menos si tenemos en cuenta la historia. Lo del nuevo paradigma siempre intenta justificar esas valoraciones. Es lo mismo que en 2000 y en 2007.

El mejor ejemplo de la ingeniería aplicada a los mercados lo tenemos en IBM.  Tienen a continuación sus números:

IBM

 
Como ven, IBM se encuentra en una situación en la que sus ingresos anuales no han dejado de reducirse los últimos cuatro años, así como su beneficio bruto. Sin embargo, su beneficio por acción ha subido un 26%. Todo debido a los programas de recompra de acciones, financiados con un aumento del endeudamiento del 50%. Sin problemas, mientras el coste de la deuda sea cero. Pero la lectura que se puede hacer es que es un reflejo de lo que pasa a nivel agregado en el mundo. No hay mucha motivación para invertir y el dinero lo dedicamos a subir el precio de las acciones, que es lo que me remunera a mí como directivo, que no sé dónde voy a estar el año que viene. El dinero se embolsa en activos financieros, pero no hay más activos reales.

Son los tiempos que nos han tocado vivir. Como decía Woody Allen, “echo de menos esa época en la que el aire era limpio y el sexo sucio”.

Buena semana,

 

Julio López Díaz, 17 de septiembre de 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: