Tony Mello

Contaba Tony de Mello en un cuento: “Cuando, cada tarde, se sentaba el gurú para las prácticas del culto, siempre andaba por allí el gato del ashram distrayendo a los fieles, de manera que ordenó el gurú que ataran al gato durante el culto de la tarde. Mucho después de haber muerto el gurú, seguían atando al gato durante el referido culto. Y cuando el gato murió, llevaron otro gato para poder atarlo durante el culto vespertino. Siglos más tarde, los discípulos del gurú escribieron doctos tratados acerca del importante papel que desempeña el gato en la realización de un culto como es debido”. Los hindúes son entonces los inventores del QE.

Uno de los problemas que me encuentro al intentar explicar nuestra visión sobre la economía y los mercados, es hacerles comprender que esa dualidad requiere dos sombreros distintos y que en muchas ocasiones ambas cosas no van de la mano, y que requiere tomas de decisiones que pueden ser complicadas de hacer comprender. Es difícil, por ejemplo, como he comentado muchas veces, decir que lo único que puede parar a los mercados en su desparrame alcista, es una subida de la actividad real y una recuperación económica como Dios manda. De la misma forma que me resulta totalmente comprensible el cabreo de la gente, cuando le hablan de recuperación y de rebaja de primas de riesgo y subida de las acciones, y a su alrededor no se manifiesta ningún tipo de beneficio de este maná de los Bancos Centrales. Decirles que el optimismo es fuente de venta (hasta ahora era así) y que el pesimismo es razón de compra en acciones, es otro razonamiento que provoca desconfianza.  Otra paradoja con la que tenemos que lidiar es saber que esas ingenierías que se inventan los Bancos Centrales, no van a servir una mierda para la economía y que lo único que hacen es inflar balones y otra cosa distinta es no saber cómo responden los mercados a esas medidas. El miércoles pasado comentaba en mi carta que el ECB no tardaría mucho en volver con la cantinela del Quantitative Easing y las compras de bonos soberanos, y que me extrañaría mucho que China no respondiera a las políticas monetarias expansionistas de Japón. Y dicho y hecho, Draghi volvía a salir al Balcón de la Plaza de Oriente a arengar a las multitudes con su mensaje de “vamos a subir la inflación” y los vítores de las masas fueron lo último que oyó la sonda Philae antes de alunizar (realmente sería acometizar) en el cometa 67P/ Churymov-Germenko a millones de años luz de la Tierra. Unos minutos más tarde, el Banco Popular de China (aunque ahí no se publican las actas, creo que por unanimidad ¿no?) rebajó sus tipos de interés para acompañar a la bacanal. Desde el final del QE en USA es realmente curioso cómo se han pasado el relevo el resto de Bancos Centrales, y cuando parecía que nos ponían las sevillanas de cierre de fiesta, han puesto a todo volumen el Paquito el chocolatero y todos aquellos que se habían aflojado la corbata y hablaban con las columnas, han vuelto a la pista de baile. Todos los días sale el sol Chipirón, todos los días sale el sol… Y aunque en esta ocasión a mi sombrero trader no le haya ido mal, mi sombrero economía real no deja de asomar una lágrima de melancolía. Total, no estamos viendo ningún efecto secundario en el paciente después de haberle metido la inyección de medicina destinada al elefante del zoo…

La verdad es que no tengo mucho interés en convencer a nadie de mi punto de vista, pero desde que Woody Allen dijo que las dos palabras más bonitas del idioma para alguien de más de cuarenta y cinco años eran “Es benigno”, las cuatro palabras más destructivas para los mercados son “Esta vez es diferente”. Todas estas políticas siguen un planteamiento y se basan en unos axiomas que en mi opinión no dejan de ser teoremas fallidos. En el caso de Japón, una devaluación de un 50% de su moneda no les ha llevado a una mejora de su cuenta comercial, pasando incluso de superávit a déficit. En el caso alemán, tampoco sus exportaciones se vieron muy afectadas con el euro más fuerte. Tampoco está muy claro empíricamente el efecto riqueza que alimenta la FED con las subidas de las Bolsas. Y eso de que los Bancos Centrales puedan llevar la inflación justo hasta donde ellos quieren, pues tampoco ha sido siempre así. El único hecho real es que durante los últimos cuarenta años, y sobre todo en la última década, la ingeniería financiera ha distorsionado la relación entre los mercados financieros y la economía que dicen representar. Se han creado multitud de herramientas para mantener los precios de las acciones altos, a pesar de tener crecimientos económicos débiles. Por un lado, reduciendo de forma considerable los salarios y aumentando la productividad, cuando no eliminando puestos de trabajo directamente, y por otra parte los juguetes de las stock options o las recompras de acciones. El problema que tiene esto es que el efecto positivo micro que tiene para unos pocos, tiene un efecto desastroso macro para la mayoría. Si al final el 70% del PIB depende del consumo privado, el seguir incidiendo en los temas que han llevado los márgenes de las empresas a máximos históricos (bajada de partidas salariales y reducción de costes de financiación) supongo que tendrán un límite, porque lo que hemos visto es que lo que no ha subido es la cifra de ventas. En USA la subida de ingresos por acción ha sido de un 32% desde el año 2009, mientras que los beneficios por acción se han disparado un 260%. En gastos de capital se espera un crecimiento del 6% para el próximo año, cuando este año se calcula que habrá sido del 8%. No parece que tengan muchas ganas de invertir, y cuando lo hacen es comprando otras empresas.

A mi todas estas actuaciones me muestran cierta desesperación de los Bancos Centrales, dejándose llevar por las visiones cortoplacistas de los inversores, y con una sensación de granja de pollos, que necesitan ser alimentados cada cuatro horas con algún tipo de noticia para no caer en depresión. Lo que sí están consiguiendo, en cambio, es manipular psicológicamente a los inversores, cansados de ver cómo la apisonadora pasa por encima de ellos y da igual el tiempo que puedas dedicar a elegir la acción de una empresa u otra. Hay un dato que leía hoy que me ha llamado profundamente la atención; los índices americanos se han movido por encima de su media móvil de 5 días durante 28 días seguidos. La última vez que hizo eso fue en marzo de 1928. Esto nos da una idea de la virulencia del rebote del último mes. Hay mucho blog que habla de la propia FED comprando los futuros, yo me creo ya cualquier cosa.

Otra cosa es que apoyándonos sólo en la política monetaria, se consiga una recuperación de la demanda de fondos y que vuelva a fluir el crédito. Los bancos siguen quejándose de no encontrar demanda  de crédito (que lo pueda devolver, por supuesto), pero los Centrales siguen pensando que si no funciona con una pastilla, le daremos 250. La gente todavía está asustada devolviendo créditos y el tema de que la inflación futura pueda ser más alta por estas medidas no les hace consumir más ahora, porque el tema laboral sigue siendo bastante precario. Si lo que se busca es inflación, realmente la fórmula es subir salarios, y aquí le podemos dar la vuelta al planteamiento con el que hemos abierto la carta, lo bueno para la macro es difícil llevarlo a lo micro. Mientras tanto, todo el dinero que crean los bancos para el que no hay demanda va a los mercados y llevan a nuevos mínimos los tipos de interés de la deuda. Un bono a 5 años alemán está al 0.11% y un 10 años al 0.75%. Creamos burbujas que explotarán, pero esperamos que en un futuro no cercano.

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, y si puede, con alguna de las amigas de la piedra.

Buena semana

 

 

Julio López Díaz, 26 de noviembre de 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: