Un chiste de El Roto

Última carta del glorioso año 2014. Uno de los muchos vicios que tengo, y con lo que apecha mi sufrida esposa, es que dejo por toda la casa moleskines donde anoto las cosas curiosas que voy leyendo. Debo tener unas diez por casa, más tres o cuatro más en el trabajo, y cada cierto tiempo encuentro una pausa para releer esas anotaciones. Igual que la semana pasada hice un resumen del año económico, esta semana quiero hacerles partícipes de algunas de estas ideas recolectadas de periódicos, libros o internet y conseguir no aburrirles tanto con temas de mercados financieros.

En un chiste de El Roto aparece un matrimonio joven: “Manuel, digo yo de tener un hijo”. “¡Déjate de gastos!”

Los propietarios del restaurante Casa Julio, ubicado en el pequeño municipio valenciano de Fontanars dels Alforins, galardonados con una estrella Michelín, renuncian a la misma porque necesitaban quitarse el glamour, la fama y la presión que ejercía sobre ellos este reconocimiento.

Entrevista con Fernando Savater: “No tengo nada contra el bienestar. Lo importante es tener las cosas, pero que éstas no terminen adueñándose de las personas. Hay bienes estupendos que hacen la vida mucho más confortable y grata, que hacen los viajes mucho más rápidos, y eso está muy bien, hasta que todo ello se convierte en un estorbo. Para nuestra vida normal hay dos impedimentos: uno, carecer de cosas; el otro, tener tantas cosas que uno no se puede mover. Si te gusta la música, disfruta con la música, no con los botoncitos del aparato; Si te gusta escribir, con un boli y un pedazo de papel tendrás suficiente, de lo contrario necesitarás un ordenador lleno de cosas que tapen el hecho de que tú no tienes nada que decir”.

Chiste de Forges: Un personaje sentado en una silla de oficina, empequeñecido, soporta la bronca de treinta hombres de negro y con bigote, típicos del autor: ¡Espabile Fernández, somos el hazmerreir de la productividad europea!

Chiste de El Roto: “Oferta de empleo: Se necesitan 25 máquinas.”

“Si la tarta cada vez es mayor, ¿por qué las raciones son cada vez más pequeñas?

Reportaje sobre Bután. Pequeño estado del Himalaya habitado por un millón de personas y que ha incorporado la calidad de vida de sus ciudadanos como un objetivo prioritario. Para ello disponen de un indicador de Felicidad Interior Bruta (FIB) que recoge, por ejemplo, el acceso a la asistencia sanitaria y la conservación de los recursos naturales o el tiempo que pueden disfrutar con su familia.

Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia. (Marcel Proust). Todo pasa por un compromiso individual.

Teoría de la justicia del filósofo John Rowls. En un supuesto pedía a sus lectores que se imaginaran tomando decisiones económicas y sociales tras un velo de ignorancia respecto de su propia identidad. Es decir, suponga que usted sabe que va a ser un ser humano, pero no sabe que va a ser rico o pobre, sano o enfermo, etc. ¿Qué tipo de políticas desearía? Rowls respondía que probablemente usted habría elegido políticas que beneficiaran a los miembros más desfavorecidos de la sociedad, después de todo, podría ocurrir que usted acabara siendo uno de ellos. Tener más dinero le vendría muy bien si usted fuera pobre, mientras que tener algo menos de dinero no le perjudicaría demasiado si usted fuera rico. ¿Cuánto de nuestra renta estaríamos dispuestos a pagar por nacer en Estados Unidos en lugar de nacer en Etiopía?

Chiste de El Roto: “La solución a la crisis es sencillísima, sólo hay que consumir más para reactivar la economía y consumir menos para no cargarnos el planeta”.

Algunas cifras: Desde 1970 ha habido una disminución de un 15% de las especies terrestres, un 35% de las especies marinas y un 54% de especies de agua dulce. A principios del siglo XX la masa forestal del planeta era de 5.000 millones de hectáreas; en el año 2000 sólo hay 2.900 millones de hectáreas. Del total de desempleados en España, el 35% no se ha movido nunca de su municipio de nacimiento y sólo el 4% cambió de domicilio el año pasado.

Chiste de Forges. Lugar: Creación de empresas ventanilla única. Personajes: funcionario y pobre  emprendedor.

-“Le falta el prosopopeyo razonado, el sipolocio jurado y el certificado de orificios”.

-“Me va a dar un pronto incontrolable, me temo”.

-¡Ojo!, entonces deberá adjuntar el modelo 126 para rebotes hastalgórricos.

-¡Pues bueno! ¡Pues malegro!

Alicia, la heroína de la famosa novela de Lewis Carroll, tras perderse en un misterioso túnel y atravesar un bosque, se encuentra en un cruce de caminos. Perpleja, Alicia divisa una oruga gigante a la que le pregunta: “Perdón, señor ¿le importaría decirme qué camino he de coger?”. “¿Adónde vas?”. “No sé”, respondió Alicia. “En tal caso no importa el camino que cojas”.

“Dicen que la juventud es un tesoro, pero luego no te la aceptan como aval para pedir un préstamo”.

Chiste de El Roto: ¡Vaya lio! ¡He deslocalizado mi empresa y no sé dónde la he puesto!

Un cuento: Érase una vez un hombre que vivía muy cerca de un importante cruce de caminos. Todos los días llegaba hasta allí, e instalaba un puesto ambulante donde vendía bocadillos que él mismo elaboraba. Era un poco sordo, por lo que no escuchaba la radio y como no gozaba de buena vista, tampoco leía los periódicos ni veía la televisión. Pero eso sí, hacía unos bocadillos estupendos. Un tiempo después, y dado el éxito de sus bocadillos, alquiló un local, puso un gran letrero y contrató ayudantes, promocionando mucho su negocio. Cada día, la gente compraba más y más bocadillos, los clientes crecían y tuvo que alquilar un local más grande. Llamó a su hijo, un gran empresario, para que le ayudara a gestionar el negocio. Éste le respondió: “Papá, no lees los periódicos. ¡Estamos entrando en crisis! El padre colgó el teléfono y empezó a ver que tenía muchos costes, disminuyó la compra de productos, despidió a empleados y volvió a un local más pequeño. A las dos semanas volvió a llamar a su hijo. “Tenías mucha razón, realmente estamos en una gran crisis”.

Leyendo los Viajes de Gulliver. Había un país con un sistema de impuestos muy claro. Cada ciudadano autoliquidaba sus impuestos. Para los hombres el pago se hacía en función del éxito que cada uno tuviera con las mujeres y por su grado de inteligencia. Las mujeres en función de su belleza y su elegancia en el vestir. Por supuesto, no tenían ningún problema de déficit público.

Chiste de Forges: Dos amigos comentando un anuncio de empleo en un periódico. “Se necesita pringao con título superior para currinchi mindundizado a doble jornada en multinacional. 300 euros al mes”.

 “Sí. En los anuncios todo es de cine, pero luego, una vez contratados, todo son pegas”.

Bueno, espero que pasen unas felices fiestas y que tengan tiempo para sus seres queridos y no cumplan la frase de Groucho Marx “Hoy no tengo tiempo para almorzar, tráigame directamente la cuenta”.

Julio López Díaz, 17 de diciembre de 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: