Alfred Nobel

Hay muchas versiones acerca de las razones por las que Alfred Nobel no instituyó un premio para las matemáticas. La más difundida asegura que la culpa fue de una mujer. Era rusa, se llamaba Sonia Kovalevskaya y fue la primera mujer que obtuvo una cátedra de matemáticas en Estocolmo. Allí mantuvo una relación con Nobel, que era diecisiete años mayor que ella. Pero Sonia lo abandonó por el decano de matemáticas Gosta Mittaf-Leffler, que era también un brillante matemático. Temeroso Nobel de que su rival pudiera un día ganar su premio de matemáticas, renunció a dotar un fondo para esa disciplina.

Durante unos cuantos meses, habíamos elucubrado con las matemáticas de los números negativos y su aplicación práctica en el campo de los tipos de interés, pero cuando ya teníamos armado el muñeco (los tipos reales siguen siendo positivos y demás mamandurrias) la cruel realidad nos ha demostrado la inutilidad del modelo. Parece que todos los vientos pérfidos del mundo se han juntado en un mismo punto para hacer saltar por los aires todos los instrumentos financieros del mundo y volvernos a demostrar que somos simples mortales. Todas esas cosas que cuando mirábamos girábamos la cara como para no verlas se han puesto a la vez en la puerta de salida, y nos impiden salir del parque de atracciones donde hemos pasado un buen rato el primer trimestre del año. ¡Y cómo están de gordos los muy jodíos que no dejan un resquicio por donde escapar! Las bondades de correlaciones positivas que hemos vivido durante mucho tiempo, suben los bonos, sube la bolsa, sube el crédito, funcionan también ahora pero en sentido contrario. Si a estas situaciones de los mercados unimos todo el guirigay en Grecia, que el crecimiento americano está puesto en duda y que las estadísticas chinas parece que se han elaborado en Master Chef junior pues tenemos la fiesta montada. El bono alemán ha pasado de unos alucinantes 0.05% de rentabilidad a estar por encima del 1.05% en apenas mes y medio. Si quieren un titular estadístico ha subido su rentabilidad un 2.000%. Esto está entrañando dos problemas muy complicados de gestionar. Por un lado la falta increíble de profundidad del mercado. No hay absolutamente ningún tipo de volumen y provoca movimientos totalmente espasmódicos de los precios. Si eso pasa en el bund, que es el productito financiero teóricamente más líquido de Europa, no quiero pensar que puede pasar en otros mercados si se dispara el chupinazo y se lanzan los toros por la calle Estafeta. Segundo, un concepto evidente pero que los sesgos de comportamiento de los mercados en los últimos años han llenado de telarañas. El concepto de renta fija como valor seguro y el concepto de sensibilidad. Cada movimiento de un 1% en un 10 años equivale a una caída del 7% en precio. Muchos inversores (generalmente conservadores) se van a llevar un buen susto cuando vean su próximo extracto bancario con sus fondos, y tenemos que ver cómo van a reaccionar y si van a llevar a nuevas ventas. A nosotros nos sale un primer nivel de parada de las ventas de bonos alemanes en la zona del 1.1-1.15% de rentabilidad, pero la siguiente está en el 1.8%. Llevamos desde hace tres meses hablando de las bondades de tener un porcentaje importante de las carteras en cash, y parece que ya hay casas de análisis (ayer lo hizo Societe Generale) que empiezan a apreciar esta posición. Hemos visto que no ha habido productos donde esconderse cuando han bajado un poco las aguas.

En las Bolsas llevamos ya correcciones medias en Europa de alrededor del 9%. ¿Hasta donde pueden llegar? Pues aquí tenemos el problema del sesgo de anclaje. Podemos pensar que una caída del 10% es mucho o también podemos pensar que hemos subido aún así un 13% en cinco meses. En mi opinión, estamos cerca de los primeros niveles de soporte, pero alejados de las directrices alcistas que dominan los mercados. Vamos a poner número a los mercados:

En el caso del Eurostoxx 50, el primer soporte importante está en los 3.350 que coincide con la media de 200 sesiones. En mi opinión, y dadas las circunstancias actuales, me parecería un buen nivel para comprar otra vez, porque pienso que aún es pronto para profundizar más. De todas formas, no olvidemos que la directriz pasa por el 3.000, casi un 14% por debajo de donde estamos ahora. El nivel del Ibex está mucho más cercano, e incluso lo tocamos ayer y son los niveles del 10.750. La directriz alcista pasa por el 10.200 sólo un 6% por debajo de los niveles actuales. En el Dax alemán la media de 200 pasa por el 10.450 y la directriz por el 9.200. Para que veamos la explosividad del movimiento, caídas de casi un 15% más no distorsionarían la figura alcista. En el caso americano, no hemos tenido estos movimientos tan intensos y realmente lo que tenemos es un gran movimiento lateral en los últimos 6 meses, donde la media de 200 sesiones se encuentra en los 2.046 puntos, y su directriz principal en los 1.670.

A quien realmente le están atizando bien es a los países emergentes. La rupia indonesia, la rupia india, la lira turca o el rand sudafricano han hecho nuevos mínimos contra el dólar. Cada vez que se deterioran los bonos americanos los flujos de salida de estos países se disparan. Hay que fijarse en sus déficit por cuenta corriente para ver por dónde puede saltar la próxima liebre. Por el contrario, el suelo que empieza a verse en muchas materias primas les puede beneficiar. El jurado sigue reunido.

Hay un tema que me tiene alucinado, desesperado, y la mayoría de las veces, cabreado. Con el tiempo se ha ido alejando de los titulares de prensa, pero eso mismo lo hace extraordinariamente preocupante. El caso de la intervención y liquidación del Banco de Madrid. Ya no sabes qué pensar y quieres convencerte que algo “sacarán” para justificar la forma en que se han hecho las cosas, pero por lo que estoy viendo y el camino que están tomando los acontecimientos, está muy lejos de ser así. Llevamos años quejándonos de la libertad con la que han campado algunos políticos por muchos organismos públicos ante la pasividad de los que deberían haber funcionado como vigilantes. Sin embargo, no deja de ser igual de grave cuando esos mismos vigilantes sobreactúan sin ver las consecuencias de sus actos. La intervención de Banco de Madrid (entidad bajo supervisión del Banco de España) se hace efectiva cuando Estados Unidos anuncia que pone a su matriz BPA en una lista de presuntos blanqueadores y sometida a una presunta multa. La orden no parte de una investigación propia. A partir de ahí, un despropósito que ha dejado sin trabajo a un montón de gente, se creó un pánico sin mucho sentido (ya sabemos lo importante que es la confianza en el sector bancario), y del que se ha visto que su activo era claramente superior a su pasivo y que por lo tanto se alejaba mucho de tener una razón para llegar a un concurso de acreedores. En la intervención se ha puesto en un brete a la Ley del Mercado de Valores, queriendo los interventores subir la bolsa de la quiebra (cobran en función de su tamaño) y ha dejado a muchos clientes sin poder disponer del dinero de sus ahorros. Se ha hecho dudar de la separación entre partidas del balance y fondos y sicavs de terceros. Un completo despropósito. Si realmente no se encuentra nada (como así parece) me gustaría saber quién va a tener la responsabilidad de los perjuicios ocasionados. Y aquí paro que me caliento y necesito un poco de aire.

Precisamente es curiosa la definición que empleaba Ambrose Bierce para el aire libre. “Esa parte de nuestro entorno que el gobierno todavía no ha podido tasar con impuestos. Muy útil como fuente de inspiración de los poetas”. Buena semana.

Julio López Díaz, 10 de junio de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: