China

A Unamuno, que era aficionado a la Cacharrería del Ateneo, le dijo un joven escritor inédito en la tertulia: -Su artículo de ayer era flojo, don Miguel, además, encontré en él, una palabra rara, cuyo significado no conozco. La he buscado en el diccionario y no está- No se preocupe, joven- contestó Unamuno-. Ya la pondrán. En otra ocasión, el bilbaíno decía – yo soy más sabio que Sócrates, porque yo sé que no sé nada, como el de la Cicuta decía. Pero además de saber que no sé nada, sé también que no saben nada los demás.

Y en esa situación estamos, intentando poner a prueba la fortaleza de nuestro conjunto de creencias. Y gracias a los dioses, esta vez no han tardado mucho tiempo en darnos la razón, por lo menos en lo tocante a China. Durante la última semana, los oficiales chinos han estado haciendo cosas muy interesantes con el fin de evitar el colapso de sus bolsas de acciones. Parece que lejos de evitar los errores vistos en los últimos años en sus colegas occidentales, han sucumbido a la tendencia de ir de burbuja en burbuja hasta la victoria final. Ya hemos comentado en epístolas anteriores el sindiós que se estaba produciendo con imágenes chuscas como las de esas señoras de mediana edad haciendo calceta a la vez que operaban en un terminal y la apertura desenfrenada de cuentas de valores de gente que no sabía ni leer. Todo es fantástico, las acciones suben un 150% y todos contentos. Sólo durante el mes de junio se crearon en China más de 5.000 hedge funds, las compras apalancadas estaban disparadas y el PER medio se fue por encima de 80 veces. Y además, con el Banco de China alentando el globo con bajadas de tipos y de coeficientes de reservas. Sin embargo desaparecieron las perdices y la felicidad, las acciones-príncipe volvieron a ser sapos, y desde mediados de ese mes de junio, la bolsa ha caído más de un 30% cogiendo a quien ya saben, as usual. La violencia del movimiento de bajada (el de subida no les preocupó) ha puesto al borde del ataque de nervios a los dirigentes chinos y se han atrincherado para defender las cotizaciones con decisiones cuando menos cuestionables. Prohíben, por ejemplo, al fondo de pensiones de la seguridad social vender una sola acción, suspenden nuevas salidas de empresas a bolsa (se había puesto de moda sacar subsidiarias de mierda de grandes corporaciones para mejorar los ratios de capital) y rebajan de forma dramática los requisitos para tomar dinero prestado e invertirlo en acciones. ¿Para qué? Ni pajolera idea, pero se han oído ruidos de movimientos de tierras cerca de la tumba de Mao. Los especuladores chinos pueden ahora poner sus casas como colateral. 21 casas de valores se ponen de acuerdo para crear un fondo común con el compromiso de no vender acciones antes de un año, recordando los primeros intentos de los bancos americanos en 1929 de decir porque yo lo valgo. De momento, han puesto 18.000 millones de euros que financia alegremente el propio Banco Central. ¿Por qué iban a ser distintos los chinos que los americanos? Según los nuevos capitalistas, es una forma de mantener el “espíritu animal” en una economía que realmente debe estar creciendo a la mitad de lo que revelan las fuentes oficiales, con un alto riesgo de descarrilamiento económico y social. Desde luego, si los dirigentes chinos logran poner el lazo al tigre deberían ser considerados realmente omnipotentes y ser adorados como dioses. Veremos. Pero yo tengo la sensación de que están metidos en una espiral en la que cubren una mala medida con otra. De momento han logrado frenar las ventas en acciones con compras de compañías estatales y con la suspensión de la cotización de más del  25% de las empresas que cotizan en Shenzhen dominado por las empresas más pequeñas (esto lo estaba escribiendo ayer por la tarde, hoy ya representan un tercio de las acciones cotizadas con 173 empresas más cerradas en su cotización). Y si miramos los mercados de materias primas, hemos visto caídas en dos días superiores al 8% en petróleo, cobre, hierro… parece que no todo es Grecia, y lo que estamos viendo es que sigue habiendo un importante desfase entre oferta y demanda.

Y en plena movida griega, una noticia que ha pasado muy desapercibida, pero de las que te hace mover las pituitarias captando un olor extraño. El Banco de Inglaterra baja el seguro de protección de los depósitos de 85.000 Libras a 75.000 Libras. Ummm. Hay que mirar muy bien los balances bancarios y ver los pasivos para fijar cuánto de protegidos están. Acordémonos de Chipre y cómo pasaron los depósitos al fondo de quiebras y la gente vio esfumar su dinero. Pero claro, con las rentabilidades tan altas que dan ahora mismo cubre cualquier riesgo, ¿verdad? Menos mal que Grecia nos está sirviendo una vez más de laboratorio de experimentos y queremos pensar que nos dará señales lo suficientemente potentes para verlas con tiempo y espacio.

De la movida griega, la verdad no le asigno más probabilidades de salida con éxito que de caída al precipicio. Las bolsas han llegado a los niveles que comentábamos de las medias de 200 días y pienso que se quedarán por aquí hasta el domingo. Pero como decía Edward G. Robinson en Perversión, tengo un hombrecito dentro del estómago que no para de agitarse recordándome cierto fin de semana de septiembre de 2008, cuando el mercado decía que era imposible que dejaran caer a Lehman Brothers. ¿Estamos ante la posibilidad de un cisne negro? Desde luego, no pienso que merezca la pena correr el riesgo. Posiciones al mínimo y a esperar. Como ya hemos visto en un párrafo anterior, hay muchas nubes negras a parte de Grecia, y la asimetría del movimiento es elevada.

Decía Noel Clarasó, que muchos fracasos provienen de haber olvidado que las cosas sólo se arreglan cuando están estropeadas del todo. Esperemos que una vez más, tenga razón.

Buena semana,

Julio López Díaz, 08 de julio de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: