Tercios españoles

Muchos contadores y capitanes de los tercios exageraban el número de efectivos de sus unidades, para así aumentar los ingresos. Era común no dar de baja a soldados muertos o a los desertores y quedarse con las pagas que se entregaban a la unidad para estos soldados “inexistentes”. O sea que ni siquiera era el 3%, sino que agarraban el principal, para que luego digan que no se ha avanzado en la lucha contra la corrupción. Evidentemente, esto suponía un grave problema, ya que los cálculos de los estrategas y máximos mandatarios a la hora de proponer y planificar una batalla contaban con un número de soldados más alto del real.

La primera semana de septiembre ha servido para “contabilizar” las bajas causadas por el huracán (llámenle chino, emergente, subida de tipos o whatever). Y las cifras resultan sumamente curiosas. De los 30 hedge funds que sigue la gente de Zerohedge, solamente dos han acabado en positivo, y el resto ha estado con pérdidas medias superiores al 6%. Y es curioso, porque esto parece indicar que todos estaban en la misma posición y que todos tienen más correlación con el mercado de lo que dicen en sus presentaciones. Pero también hay ganadores, el fondo asesorado por Nassim Taleb ha tenido suscripciones por más de 1.000 millones de dólares, lo que me hace pensar que, hagas lo que hagas, des la rentabilidad que des, siempre hay alguien dispuesto a comprar tu libro. Y sobre todo ese dato tan interesante que ha pasado casi desapercibido, dos de los principales High Frecuency Funds, el día 24 de agosto, hicieron los resultados más altos de su historia. ¡Y en el mundo habrá un millón de analistas machacándose los sesos intentando descifrar lo que dicen los números en el activo y el pasivo de las empresas! Me descojono.

Y sin embargo, hay veces que se dan semejanzas entre los mercados y la vida real (aunque parezca mentira). Estas dos últimas semanas, por ejemplo, me recuerdan mucho a la selección española de baloncesto. Pasamos del pesimismo más acervado cuando se pierde el primer partido, a pensar con quién nos cruzaremos en la final cuando ganamos al segundo, y vuelta a la carga al perder el tercer partido. En un país donde no existen los grises (los colores, me refiero) pasamos de encumbrar y decir “soy español, a qué quieres que te gane” a “a la mina los mandaba yo a todos estos”. En la Bolsa, no hay un día que no haya un movimiento amplio. Alternamos subidas del 2% con bajadas del 2% sin solución de continuidad. La volatilidad ha llegado, ¿para quedarse? Ya saben que no me gusta mucho hacer predicciones, y saben que admito casi cualquier valoración de un índice y una acción. Si me dicen que Telefónica vale 32 no lo discuto, y si vale 5 tampoco. La valoración de empresas y los términos barato y caro son vocablos que tengo desterrados a la hora de gestionar inversiones. Obviamente, tengo una visión macro de lo que está pasando e intento reflejarla en estas epístolas, pero es que los mercados funcionan de otra forma. Ayer, por ejemplo, cuando salían los datos de crecimiento en Europa (ligeramente por encima de lo esperado, por cierto) estaba mirando en ese momento la comparativa del comportamiento de las bolsas europeas y se daba una curiosa paradoja, si nos atenemos a lo que se oye en prensa y radio. De los cuatro países más grandes, si los ordenábamos por mayor crecimiento teníamos en primer lugar a España, luego a Alemania, Francia e Italia. Si mirábamos las bolsas (ya se lo pueden imaginar), la que mejor comportamiento había tenido hasta ahora en Europa había sido Italia, luego Francia, Alemania y en negativo la bolsa española. ¡No me digan que no es maravilloso! Significativo es el movimiento de Italia contra España. Si hacen un gráfico sintético de los dos índices, el italiano está rompiendo para arriba una figura de suelo que lleva formando tres años. Y la prima de riesgo se ha ido casi treinta puntos básicos a favor de Italia. Política y Latinoamérica.

La disputa actual entre la gente del mercado es si ya hemos visto los bajos con la hecatombe del lunes 24 o nos queda ver un nuevo bajo. Y las posiciones están bastante divididas, la verdad, aunque los que más trabajo están dando a San Antonio, San Judas Tadeo y San Donato son los siempre alcistas. Nosotros, ante estas dudas, normalmente buscamos en los gráficos históricos e intentamos ver situaciones parecidas y ver cómo reaccionó el mercado. Esto, obviamente no sirve para predecir el futuro, pero sí para avisarnos de qué puede pasar en determinados niveles y establecer un modelo de actuación cuando llegue el mercado a los mismos.

Vamos a sacar un gráfico mensual del S&P 500 de los últimos veinte años con algunos indicadores.

20150910 grafico

La línea del gráfico es una media de 20 sesiones. Vemos lo bien que funciona para fijar la dirección del mercado. La estrategia simple es estar largo cuando los precios están por encima y corto con los precios por debajo. Vemos qué bien da la venta en el año 2000, la compra en 2003 y nueva venta en el año 2007. Tras el corte a la baja, el movimiento de caída es bastante pronunciado. En los dos movimientos, lo máximo que hace el mercado es tocarla de vuelta, pero nunca ponerse por encima. Las dos veces viene acompañada también con cortes de MACD claros. Ese movimiento también se produce en 2011 pero es muy poco duradero          (recuerden el lanzamiento del  QE3). Desde entonces, no hay ningún cierre por debajo de esa media hasta este mes de agosto. Y viene acompañado también con el corte de MACD. Como ven también, las dos compras buenas del año 2003 y 2009 vienen muy apoyadas por la salida del RSI por encima de 30. ¿Qué significa todo este rollo en la situación actual? Que a pesar de la abrupta caída, los indicadores están muy lejos de estar sobrevendidos, y que si hacemos caso a otros momentos, sólo un cierre mensual por encima de 2034 del S&P 500, nos alejaría de la zona de peligro. Y que la primera gran zona relevante del S&P 500 está en los 1570, coincidente con la ruptura de los máximos  de 2000 y 2007, y curiosamente el 38.2% de todo el movimiento desde el año 2009. ¿Qué lo puede desencadenar? N.P.I., pero la historia bursátil nos demuestra que primero viene el gráfico, y luego le ponemos las noticias.

“Pero si la economía está creciendo…” (Les remito al comportamiento de las bolsas antes comentado). Puede ser un descarrilamiento chino, una salida de Gran Bretaña de la Unión Europea o el empadronamiento de Guardiola en Toledo. No intentemos ver las causas, veamos simplemente cómo se comporta el mercado y sigámosle.

Los datos económicos que están saliendo en Estados Unidos, siguen siendo bastante imprecisos y grises. Puedes interpretarlos como te dé la gana. Crecimiento del PIB por encima de lo esperado (pero con una gran ayuda de inventarios de productos, es decir, que se fabrican pero no se han vendido, y no sabemos si es porque no hay compradores o porque hay un optimismo desaforado de las empresas) y el dato de desempleo ha llegado al 5.1% (pero los costes laborales unitarios bajan un 1.4%, a su nivel más bajo desde hace un año, y además donde más bajan es en los trabajos no cualificados). Que está todo con pinzas, vaya. Cuando yo pasaba mis años mozos, entre partida de mus y maratón nudista de los de filosofía en la Universidad Autónoma, si me hubieran dicho que Estados Unidos con un paro del 5.1%  y un crecimiento por encima del 3%, tendría los tipos al 0, y con miedo de subir, le hubiese tirado el libro a la cabeza a mi profesor de Macro, mi querido Fernando Fernández. Con lo cual debemos estar preparados para todo, y todo lo aprendido en la Universidad es como si hubiéramos estudiado la LOGSE. No tenemos historia del momento que estamos viviendo, nunca hemos presenciado cómo los Bancos Centrales imprimían todos a la vez y las consecuencias que puede tener (si siguen implementando las mismas medidas hasta el infinito o las retiran). Y lo que les puedo asegurar es que no existen los gurús, aquí somos todos aprendices imberbes.

Dicen que cuanto más optimista sea una persona, más probabilidad de éxito tiene, excepto en un campo: la inversión.

Feliz semana

Julio López Díaz, 10 de septiembre de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: