Demóstenes

Demóstenes participó en la batalla de Queronea, en la que los atenienses fueron derrotados: Y huyó antes de la derrota. Después algunos le reprocharon su huída. Y Demóstenes les dijo “Cuando una batalla está perdida, sólo los que han huido pueden participar en otra”

Semana de guión para una película espacial de Bruce Willis y Ben Affleck. El asteroide se acerca a la Tierra y amenaza con volatilizar todo a su paso. Las bolsas no han dejado de profundizar en la caída y la línea Maginot que representaban los mínimos del verano han saltado hechas añicos en la mayoría de los índices, y en el caso americano, se aproximan a su línea de tendencia principal, que se encuentra en la zona del 1800, desde donde rebotó ayer. Normalmente, elevado pesimismo y grandes caídas precedentes son el caldo de cultivo ideal para tener algún rebote, y así lo pienso yo, pero cuando hablo con el resto del mundo y todos coinciden en esa idea, es cuando empiezo a preocuparme. La visión general es que hemos caído mucho, y muy rápido, y que lo normal es que suba casi un 10% para quitar del medio a los cortos. Lo general también empieza a ser, que ese rebote sea un buen momento para descargar carteras. Demasiada unanimidad. Y cuando salen artículos de prensa mencionando que los gestores recomiendan comprar, se me ponen los pelos como escarpias. Es una verdad de perogrullo, pero los únicos que realmente pueden cambiar esto son aquellos gestores que han estado fuera del mercado, no los que hablan y ya tienen desde hace tiempo el 100% de su cartera invertida. Hay tiempos para ganar dinero, y hay tiempos para no perderlo. Si miramos a qué se ha debido la subida de cotizaciones de los últimos cinco años, vemos que el factor más importante, con diferencia, por encima del incremento de beneficios, ha sido la expansión de múltiplos, esa variable esotérica que en definitiva refleja la psicología de la masa, el miedo y la avaricia. Pues bien, según algunos estudios, el 60% de la subida se debe a este factor. ¿Qué pasa si se da la vuelta, ante un escenario futuro en el que parece que los crecimientos pueden ser más bajos y los márgenes de las empresas se contraen?

Menos mal que hoy tenemos una performance del defensor de las viudas, el hombre que todo lo puede, el Dan Defensor de los Mercados a partir de las 14.30. Y nos marcará realmente si sigue en buena forma, o empieza a tener trozos de kryptonita cerca que le debilitan. Como vengo avisando desde hace tiempo, el principal riesgo que afrontarán los mercados este año no será si el precio del petróleo es 20 ó 60, o si China va a crecer al 4% ó al 7%. La principal prueba será comprobar si los Bancos Centrales siguen envueltos en un halo de ser inexpugnables y que todo aquél que los toca queda sanado. Porque todo lo que hemos construido en este nuestro sistema financiero se basa en eso. En la capacidad de manejar el timón de estos audaces pilotos. Si el muñeco se empieza a resquebrajar, y vemos que el emperador italiano está en paños menores y la dueña del rancho americano en pelotas (olvídenlo, me he pasado, ¡qué desagradable!) la gente va a empezar a preocuparse por la capacidad de la aeronave para aterrizar. Y las indecisiones que plantean ahora mismo al otro lado del Atlántico, sobre si se han precipitado al subir tipos, van a hacer realmente peligroso el paso entre Escila y Caribdis. Y además, yo no veo muy claro qué más puede hacer el BCE, cuando un somero análisis deja mucho que desear sobre que se hayan cumplido sus objetivos, para que sigan insistiendo en el mismo clavo. Ahora lo que se maneja es una nueva bajada al -0.4% de la remuneración de las reservas bancarias. ¿Realmente ayuda? ¿O es precisamente una nueva causa de deterioro? Porque esas medidas lo que hacen es profundizar en el mal comportamiento del sector bancario. Ya sé que va a resultar bastante impopular defender a los bancos, pero la verdad es que se les está arrinconando de mala manera. Con su negocio tradicional es imposible ganar dinero con estos tipos, y la presión regulatoria es salvaje. Hemos aplicado la ley del péndulo, y ahora están en el Infierno de Dante, pero alguien debería pensar en las consecuencias a largo plazo de todas estas medidas. Los bancos necesitan curva de tipos de interés para ser rentables, y si éstas se vuelven planas tienen un problema de los gordos. Y si les da por empezar a cobrar tipos negativos a sus clientes, muchos dejarán el dinero en el colchón y la capacidad de generar crédito desaparecerá. De momento esta semana hemos alcanzado un nuevo mínimo histórico relativo del sector bancos contra el Eurostoxx.

El primer síntoma de la enfermedad lo llevan alertando desde hace tiempo los bonos, llamados de alto rendimiento en la actualidad, y basura hace tiempo. El índice que los mide, que marcó un máximo de 96 en 2013, vale 77 ahora mismo. Una caída del 20%. Es un problema que se ha agravado por el alto porcentaje de emisiones ligadas a la energía, pero cuya principal muestra de preocupación es que el mercado se seca en cuanto hay problemas, y los fondos no venden esas posiciones hasta que les “obligan” las ventas de los partícipes, y ahí es cuando se ve que las cotizaciones que formaban parte del NAV de los fondos no eran tan reales y de mercado como parecían. Los vencimientos de estas emisiones se aproximan y veremos la capacidad del mercado para rolar (volver a financiar estas posiciones) o no.

Y muchas de estas ventas pueden venir por parte de los fondos soberanos. Estos son fondos estatales, principalmente de países exportadores de petróleo, y utilizaban estos vehículos para invertir en activos, el excelso resultado de sus exportaciones. Según las cifras que se manejan, la cifra total de exportaciones de estos países ha pasado de 770.000 millones anuales a 440.000 millones. Esos superávits se dedicaban a cubrir gasto público, y al descender la cifra necesitan sacar la pasta de algún sitio, y lo más fácil es vender activos. Al final es más importante la necesidad, que las valoraciones, a la hora de entrar y salir de los mercados. Es una cosa que no debemos olvidar.

Como decía Churchill, “Si estás atravesando el infierno, no pares”

Buena semana

 

Julio López Díaz, 21 de enero de 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: